Cómo preparar una entrevista de trabajo

Publicado en mayo 2023
La entrevista de trabajo es crucial en el proceso de selección, y la preparación es clave para tener éxito. Desde investigar la empresa y el puesto, hasta manejar las preguntas y los momentos de silencio, cada paso es importante. Este artículo te guiará en cómo prepararte eficazmente para tu próxima entrevista, brindándote consejos prácticos y estrategias útiles.
Coaching consultoría

Introducción

La entrevista de trabajo es una de las etapas más cruciales en cualquier proceso de selección.

 

Es el momento en que el aspirante y la empresa se encuentran cara a cara, pudiendo cada uno evaluar si son una buena opción para el otro.

 

Una entrevista de trabajo exitosa puede abrirte las puertas a nuevas oportunidades, a un crecimiento profesional y, por supuesto, al empleo que deseas.

 

Sin embargo, lograr ese éxito es mucho más que simplemente presentarte a la fecha y hora acordadas.

 

Requiere preparación.

 

En este artículo vamos a explorar cómo prepararte eficazmente para una entrevista de trabajo.

 

Trataremos desde la investigación previa sobre la empresa y el puesto, hasta cómo manejarte durante la entrevista y qué hacer después de ella.

 

También abordaremos las preguntas típicas que podrían hacerte, los errores comunes que debes evitar, y cómo gestionar esos momentos de silencio que a veces se presentan.

 

Esperamos que este artículo te ayude a sentirte más seguro y preparado para tu próxima entrevista.

 

Recuerda, una buena preparación puede marcar la diferencia entre lograr el empleo de tus sueños en consultoría o seguir buscando.

 

Empecemos.

 

Definición y propósito de una entrevista de trabajo

Una entrevista de trabajo es un procedimiento formal que las empresas utilizan para evaluar la idoneidad de un candidato para un puesto específico.

 

Aunque la idea de una entrevista puede parecer intimidante, es importante recordar que su propósito principal es doble.

 

Por un lado, permite al empleador evaluar tus habilidades, experiencia y adecuación cultural a la organización.

 

Por otro lado, es tu oportunidad para entender mejor la organización, la función y las expectativas del puesto, y determinar si es el entorno adecuado para ti.

 

Tipos de entrevistas de trabajo

Existen varios tipos de entrevistas de trabajo y conocerlas te ayudará a prepararte de la manera más adecuada.

 

Según su formato, los tipos de entrevista más comunes son:

 

Personal

Esta es la forma más tradicional de entrevista y se lleva a cabo en persona entre el entrevistador y el entrevistado.

 

Grupal

En una entrevista grupal, varios candidatos son entrevistados simultáneamente.

 

A menudo se utilizan para posiciones que requieren fuertes habilidades de trabajo en equipo y permiten a los empleadores ver cómo interactúas con otros en un ambiente de equipo.

 

Telefónica

A menudo utilizada en un primer filtrado, estas entrevistas suelen ser más breves y se centran en las habilidades básicas y los requisitos del puesto.

 

Videoconferencia

Con la creciente digitalización, las entrevistas a través de plataformas de videoconferencia se han vuelto cada vez más comunes. Pueden ser tan exhaustivas como las entrevistas personales.

 

Panel

En este tipo de entrevista, varios miembros del personal de la empresa te entrevistan al mismo tiempo.

 

Según su contenido, los tipos de entrevista más comunes son:

 

Genérica o conductual

Estas entrevistas se centran en cómo te has comportado en situaciones laborales pasadas, con la idea de que tus acciones pasadas pueden predecir tu comportamiento futuro.

 

En Entra en Consultoría ofrecemos un servicio específicamente personalizado para preparar este tipo de entrevista.

 

Situacional

Estas entrevistas son similares a las entrevistas conductuales, pero en lugar de preguntar sobre tu pasado, te piden que describas cómo manejarías una situación hipotética.

 

De caso

Es una versión de la entrevista situacional muy particular del sector de la consultoría, aunque cada vez se utiliza en más empresas de distintos sectores.

 

Esta entrevista te pide resolver un caso o problema de negocios hipotético.

 

La idea es evaluar tus habilidades de pensamiento analítico, resolución de problemas y cómo abordas desafíos específicos.

 

En Entra en Consultoría ofrecemos un servicio específicamente personalizado para preparar este tipo de entrevista.

 

Examen

Un examen o test técnico es muy común en campos como la ingeniería o la programación, donde se requiere una demostración sólida de habilidades técnicas específicas.

 

En esta entrevista, se te puede pedir que completes ciertas tareas o resuelvas problemas que requieran tu conocimiento en la materia.

 

También puede que se testeen tus conocimientos sobre la materia en un examen, exactamente igual que si fuera la universidad.

 

La clave para triunfar en cualquier tipo de entrevista es la preparación.

 

Entender lo que se espera de ti y practicar de antemano puede aumentar enormemente tus posibilidades de éxito.

 

En las próximas secciones, te guiaremos a través de los aspectos esenciales de esta preparación.

 

Antes de la entrevista

 

Investigar la empresa

Antes de asistir a cualquier entrevista de trabajo, es vital realizar una investigación exhaustiva sobre la empresa.

 

Este conocimiento te permitirá hablar con confianza y demostrar tu interés y compromiso con el puesto.

 

Preparar la entrevista

La preparación de la entrevista es una oportunidad para reflexionar sobre tus fortalezas, debilidades y experiencias, y cómo estas se alinean con el puesto y la empresa a la que estás aplicando.

 

Considera hacer un ensayo de la entrevista con un amigo, un mentor o un coach de carrera.

 

Esto te ayudará a familiarizarte con el proceso, recibir feedback y mejorar tus respuestas.

 

Con suficiente práctica y preparación, podrás entrar en la entrevista con confianza, sabiendo que estás listo para cualquier pregunta que te hagan.

 

Lo ideal sería que, para ampliar los conocimientos de este punto, leyeras nuestro artículo ¿ensayo o improvisación? Cómo enfocar una entrevista de trabajo para entrar en consultoría.

 

Mantener tu currículum actualizado

Tu currículum es una de las primeras impresiones que un empleador tiene de ti.

 

Un CV actualizado y bien mantenido puede ser la clave durante una entrevista de trabajo

 

Es importante que lo lleves muy bien pulido a la entrevista.

 

¿Qué pensarán de un candidato que tiene fallos en su curriculum o que no lo tiene actualizado?

 

Pues que si no cuida su actual curriculum…

 

…seguramente tampoco cuidará su futuro puesto.

 

Responder de tu carta de presentación

Si para aplicar al puesto escribiste una carta de presentación es muy pero que muy probable que te pregunten por los logros que en ella mencionaste.

 

Por eso es tan importante ser riguroso cuando la elabores.

 

Además de, por supuesto, tener preparadas las historias en su versión más detallada para cuando te pregunten por ellas.

 

Preparar la logística

La logística de la entrevista también es un aspecto esencial de la preparación.

 

Dirección y ubicación de la entrevista

Si la entrevista es presencial, asegúrate de saber dónde se encuentra la empresa y cómo llegar allí.

 

Considera realizar el viaje de prueba un día antes para evitar retrasos inesperados.

 

Fecha y hora de la entrevista

Anota la fecha y hora de la entrevista y programa recordatorios para asegurarte de no olvidarla.

 

Si la entrevista es virtual, asegúrate de tener una conexión a internet estable y un lugar tranquilo donde puedas hablar sin interrupciones.

 

Medios de transporte y tiempo de llegada

Planea tu viaje de tal manera que llegues al menos 15 minutos antes de la hora de la entrevista.

 

Esto te dará tiempo para relajarte y prepararte mentalmente.

 

Preguntas típicas en una entrevista de trabajo

Las entrevistas de trabajo, aunque pueden variar significativamente en formato y estilo dependiendo de la empresa y el puesto, a menudo incluyen un conjunto de preguntas comunes.

 

Estas son algunas de las más frecuentes:

  • Háblame de ti
  • ¿Por qué quieres trabajar para nuestra empresa?
  • ¿Cuáles son tus mayores fortalezas y debilidades?

 

Estas son solo algunas de las preguntas típicas en una entrevista de trabajo.

 

Te recomendamos encarecidamente leer nuestro artículo 18 preguntas típicas en cualquier entrevista de trabajo, donde podrás encontrar estrategias para responder a todas ellas airosamente.

 

Al preparar tus respuestas, recuerda siempre ser sincero y tratar de demostrar, con ejemplos concretos, cómo tus habilidades y experiencia pueden beneficiar a la empresa.

 

Durante la entrevista

Durante la entrevista, es esencial que demuestres tus habilidades y aptitudes de la mejor manera posible.

 

Aquí hay algunos aspectos que debes considerar.

 

Cómo presentarte y comportarte

La primera impresión es crucial.

 

Saluda al entrevistador con un apretón de manos firme y mantén contacto visual.

 

Muestra confianza, pero también sé cortés y respetuoso.

 

Recuerda sonreír, mantener una postura abierta y evitar cruzar los brazos, ya que podría parecer que estás a la defensiva.

 

Cómo responder a las preguntas

Uno de los aspectos más desafiantes de las entrevistas de trabajo es saber cómo responder de manera coherente y estructurada a las preguntas.

 

Los entrevistadores buscan respuestas que sean claras, concisas, y que demuestren tu capacidad para pensar y comunicarte de manera efectiva.

 

Aquí te presentamos dos métodos útiles que puedes emplear para lograrlo: el principio de la pirámide y el método S.T.A.R.

 

El Principio de la Pirámide es una técnica de comunicación que se utiliza en los negocios para estructurar ideas y respuestas de manera lógica y clara.

 

La idea es comenzar con tu punto más importante (la cúspide de la pirámide) y luego desglosar la información en detalles más específicos (la base de la pirámide).

 

El método STAR (Situación, Tarea, Acción, Resultado) es otra técnica efectiva para responder preguntas, especialmente las que se basan en comportamientos o experiencias previas.

 

Tienes más detalles sobre ambas metodologías y sobre pensar estructuradamente en general en nuestro artículo ¿cómo estructurar pensamientos?, que te recomendamos encarecidamente que leas.

 

Cómo gestionar los silencios

Los silencios durante una entrevista de trabajo pueden parecer incómodos y desafiantes de manejar.

 

Sin embargo, si se gestionan correctamente, estos momentos de pausa pueden ser una herramienta poderosa para demostrar tu confianza y capacidad para mantener la calma bajo presión.

 

A continuación, te presentamos algunos consejos sobre cómo manejar los silencios en una entrevista:

 

  1. Mantén la Calma: La primera regla al enfrentar un silencio es mantener la calma. Un silencio no necesariamente significa algo negativo. El entrevistador puede estar procesando tu respuesta, pensando en la siguiente pregunta, o simplemente tomando un momento para tomar notas. No te apresures a llenar el silencio; respira profundamente y espera pacientemente.

 

  1. Usa el Silencio como una Oportunidad: Puedes aprovechar estos momentos de silencio para reflexionar sobre lo que se ha discutido hasta ahora y para prepararte para las próximas preguntas. Este puede ser un buen momento para recopilar tus pensamientos.

 

  1. Haz una Pregunta: Si el silencio se prolonga y no estás seguro de qué hacer, puedes considerar hacer una pregunta relacionada. Por ejemplo, podrías preguntar: “¿Hay algo más que le gustaría saber sobre mi experiencia en X?” o “¿Hay alguna otra información que pueda proporcionar para ayudarle a evaluar mi aptitud para el puesto?”.

 

  1. Controla tu Lenguaje Corporal: Durante un silencio, es crucial mantener un lenguaje corporal positivo. Mantén el contacto visual, sonríe de forma natural y muestra una postura abierta. Esto demostrará tu confianza y comodidad, independientemente del silencio.

 

Tienes más detalles sobre esto en nuestro artículo domina los silencios en las entrevistas de trabajo, que te recomendamos encarecidamente que leas.

 

Cómo hacer las preguntas adecuadas

Al final de la entrevista, es probable que te den la oportunidad de hacer tus propias preguntas.

 

Esto es una oportunidad para demostrar tu interés y entusiasmo por el puesto.

 

Podrías preguntar sobre la cultura de la empresa, las responsabilidades específicas del puesto, oportunidades de crecimiento, o los próximos pasos en el proceso de selección.

 

Recuerda, la entrevista de trabajo no es un interrogatorio, sino una conversación.

 

Así que escucha activamente, muestra tu interés y participa de manera activa y entusiasta.

 

Si no sabes qué preguntar, te recomendamos encarecidamente leer nuestro artículo ¿qué preguntar en una entrevista?

 

Después de la entrevista

Agradecimiento

Igual que en el networking, después de la entrevista, es una buena práctica enviar una nota de agradecimiento al entrevistador.

 

Esta puede ser un correo electrónico o mensaje de LinkedIn, en la que agradezcas su tiempo y reiteres tu interés en el puesto.

 

Tienes 24 horas después de la entrevista para hacer esto.

 

Reflexión

Es importante tomarte un tiempo para reflexionar sobre la entrevista.

 

Considera lo que fue bien y las áreas en las que puedes mejorar.

 

Haz una lista de las preguntas que te hicieron para poder practicar para futuras entrevistas.

 

Bonus: déjanos dichas preguntas abajo, en comentarios.

 

Seguimiento

Si no has tenido noticias de la empresa en un tiempo razonable (normalmente en una semana), puedes enviar un correo electrónico de seguimiento.

 

Esto demuestra tu interés y proactividad.

 

Sin embargo, debes evitar parecer insistente, impaciente o desesperado.

 

Finalmente, independientemente de si consigues el trabajo o no, cada entrevista es una oportunidad de aprendizaje.

 

Aprovecha la experiencia para perfeccionar tus habilidades de entrevista y estar mejor preparado para la próxima oportunidad.

 

Errores comunes en la entrevista de trabajo y cómo evitarlos

Incluso los candidatos más preparados pueden cometer errores durante una entrevista.

 

Aquí te presentamos algunos de los más comunes y cómo puedes evitarlos:

 

Llegar tarde o demasiado temprano

La puntualidad es una manera de demostrar respeto por el tiempo del entrevistador.

 

Llegar tarde puede dar la impresión de desorganización o falta de interés.

 

Por otro lado, llegar demasiado temprano puede poner presión innecesaria sobre el entrevistador.

 

Como regla general, trata de llegar unos 10-15 minutos antes de la hora programada.

 

Falta de preparación

Presentarte a la entrevista sin haber investigado sobre la empresa o el puesto puede hacer que parezcas desinteresado.

 

Asegúrate de entender bien lo que la empresa hace y qué se espera del puesto para el que te postulas.

 

Además, deberás preparar un poco la entrevista ¿no?

 

Hablar mal de anteriores empresas

Independientemente de tus experiencias pasadas, hablar mal de tus antiguos empleadores puede hacer que parezcas una persona negativa o problemática.

 

En lugar de eso, enfócate en lo que aprendiste de esas experiencias y cómo te han ayudado a crecer profesionalmente.

 

No gestionar adecuadamente los silencios

Los silencios durante la entrevista pueden ser incómodos, pero no necesariamente son algo negativo.

 

Puedes utilizar estos momentos para reflexionar sobre tus respuestas o para formular preguntas.

 

No hacer preguntas

No hacer preguntas puede dar la impresión de que no estás interesado en el puesto o la empresa.

 

Prepara algunas preguntas de antemano para demostrar tu interés y tu deseo de aprender más.

 

Conclusión

Prepararse para una entrevista de trabajo puede parecer una tarea abrumadora, pero con la preparación adecuada, puedes aumentar significativamente tus posibilidades de éxito.

 

Desde comprender la naturaleza de la entrevista y la empresa hasta gestionar adecuadamente tus respuestas y comportamiento durante la entrevista, cada paso es crucial para destacarte como el candidato ideal.

 

Es importante recordar que cada entrevista es única y una oportunidad de aprendizaje.

 

Incluso si no consigues el puesto, el proceso te permitirá adquirir experiencia y afinar tus habilidades para futuras entrevistas.

 

Finalmente, ten en cuenta que la entrevista de trabajo es un intercambio bidireccional.

 

Mientras que la empresa está tratando de averiguar si eres el candidato adecuado, tú también estás evaluando si la empresa y el puesto son adecuados para ti.

 

Así que no dudes en hacer preguntas y obtener la información que necesitas para tomar una decisión informada.

 

Esperamos que este artículo te haya proporcionado algunas ideas útiles sobre cómo prepararte para tu próxima entrevista de trabajo.

 

Recuerda, con preparación, confianza y actitud positiva, estás bien equipado para sobresalir en tu próxima entrevista de trabajo.

 

¿Y ahora qué?

Ahora que conoces los pasos esenciales para prepararte de manera efectiva para una entrevista de trabajo, es hora de poner en práctica estos consejos.

 

Recuerda, la clave del éxito en cualquier entrevista es la preparación, la actitud positiva y la disposición para aprender de cada experiencia.

 

Si encuentras que necesitas más ayuda para prepararte para tu próxima entrevista, no dudes en contactarnos.

 

Ofrecemos servicios de preparación para entrevistas de trabajo que pueden ayudarte a destacar y a dar lo mejor de ti mismo en este crucial paso hacia tu próximo puesto de trabajo.

 

Finalmente, nos encantaría escuchar tus comentarios sobre este artículo.

 

¿Te resultó útil?

 

¿Hay algún otro tema relacionado con las entrevistas de trabajo que te gustaría que cubriéramos?

 

No dudes en dejar tus comentarios a continuación.

 

Además, si consideras que este artículo podría ser útil para alguien más, te invitamos a compartirlo.

 

Recuerda, en el camino hacia tu éxito profesional, no estás solo.

 

Estamos aquí para ayudarte a lo largo de todo el proceso.

 

Entra en consultoría.

¿Por qué consultoría? 12 razones para entrar en consultoría

¿Por qué consultoría? 12 razones para entrar en consultoría

Trabajar como consultor tiene muchas ventajas, como la posibilidad de trabajar en proyectos interesantes, conocer distintos sectores y una clara trayectoria profesional. Los consultores también tienen la oportunidad de viajar y adquirir nuevas competencias. En este artículo te damos 12 motivos por los que meterte en consultoría.

Consultoría 101: ¿qué es una Consultoría?

Consultoría 101: ¿qué es una Consultoría?

¿Alguna vez te has preguntado “¿qué es consultoría?” Pues este artículo responde a tu pregunta. Descubre cómo los consultores pueden transformar tu negocio. Con un apasionante caso de estudio y detalles de los distintos tipos de consultoría que existen, este artículo es tu punto de partida… ¡Bienvenido!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.